Traducciones web

DVX3 Profesional

Hoy en día la economía y las culturas de todo el mundo están tan interrelacionadas, que no se puede ignorar el hecho de que Internet también es un medio global, intercultural y multilingüe, ya que ha permitido que los límites geográficos desaparezcan.

La lengua sigue siendo el principal instrumento utilizado para transmitir mensajes y comunicarse. Los estudios demuestran que nuestra percepción y la comprensión de lo que se dice en nuestra lengua materna no es fiable al 100%. Por lo tanto, nuestra comprensión de lo que se dice en una lengua extranjera está lejos de ser perfecto.

Las personas tienen más confianza y más seguridad al usar su propia lengua en cualquier proceso de comprensión o expresión. Es por ello que a estas alturas de la globalización, se hace indispensable contar con páginas web que “hablen” a los usuarios en su propia lengua.

Tener una web multilingüe es una inversión rentable que resulta ineludible en el mercado global actual por varias razones:
Mejora la imagen empresarial: tener una web disponible en varios idiomas demuestra interés y concienciación por las necesidades de los usuarios que la verán como una compañía más seria, grande y consolidada, lo que significa ganar credibilidad en el mercado.

Reduce los costos empresariales: sobre todo en los departamentos de Atención al Cliente y Asistencia Técnica, ya que los potenciales clientes que visiten la web comprenderán claramente las ventajas y la forma de utilizar los productos o servicios que se ofrecen.

Posibilita mayores oportunidades de venta: el hecho de comprender claramente las ventajas de comprar productos o adquirir servicios es un requisito ineludible para la venta. Nadie comprará algo que no sabe para qué le resulta útil. Los estudios demuestran que las personas son más propensas a comprar en sitios web que se publican en su idioma nativo.

Ofrece mayor difusión y alcance de la información: tomando como referencia los datos ofrecidos por Internet World Stats, se estima que una web únicamente en español puede llegar a aproximadamente, 500 millones de usuarios. Si se le añade el inglés, se pueden conseguir otros 600 millones. Tener además la versión en otros idiomas como el francés y el portugués podría incrementar la cifra a 700 millones más. Con tan solo 4 idiomas se está facilitando el acceso a 1.800 millones de posibles clientes.

Mejora el posicionamiento en buscadores: más idiomas significa más contenidos, y por tanto los buscadores asignarán mejores puntuaciones a las webs multilingües, ya que las traducciones nunca serán consideradas por Google como contenido duplicado.

Ofrece una amortización de la inversión: el incremento del precio de una web multilingüe es pequeño teniendo en cuenta las ventajas que ofrece, y a efectos reales es como tener varias páginas totalmente diferentes.